«Perspectiva de género» un eufemismo para «ideología de género»

ideologia genero

Mandando un correo electrónico a algunos diputados y senadores de la provincia de Santa Fe en virtud de la aprobación de la ESI (Educación Sexual Integral) y el reclamo que se trata de «un caballo de Troya» para introducir la «ideología de género» y la agenda LGBTI en las escuelas, recibo la simpática respuesta de un legislador (algo extensa en la típica dialéctica con que defienden estos temas) diciendo que:

No existe la ideología de género. Existe el enfoque de igualdad de género basado en el respeto y la igualdad entre los géneros, las identidades de género y las orientaciones sexuales.

A esto que denomina «enfoque» lo llaman la «perspectiva de género». Según el Diccionario de la Real Academia Española, «perspectiva» (en su 5ta acepción) es: Punto de vista desde el cual se considera o se analiza un asunto.

Dentro de causas a las cuales los cristianos consideramos justas, tales como: prevenir el abuso de menores, la violencia contra la mujer etc., vienen a colación otros temas con los cuales NO ESTAMOS DE ACUERDO, como ser «las identidades de género«.

Sabemos que las «identidades de géneros» vienen dadas en el acrónimo LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales etc). Esto que comenzó con 5 «identidades» se va expandiendo cada vez más a «nuevas identidades de género». Según la ONU, ya se pueden considerar cerca de 112 identidades de género diferentes.

LA «PERSPECTIVA CRISTIANA»

Los padres cristianos enseñamos a nuestros hijos según la Biblia que hay solamente dos «identidades» para el ser humano:

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:27).

Cuando los hijos de los padres cristianos son expuestos con el aval del Estado a los «puntos de vista» de la comunidad LGBTI (y sus 112 definiciones de géneros) como «única perspectiva», esto atenta contra nuestra fe en los principios bíblicos y el derecho que tenemos como padres en la crianza de nuestros hijos, lo cual involucra también la educación sexual y la cosmovisión de lo que implica el ser humano creado a la imagen de Dios y que solo hay dos géneros: hombre y mujer.

Es decir, el Estado impone por medio de la ESI algo que redefine la identidad del ser humano (¡no es poca cosa!) para ser enseñado de forma obligatoria y transversal en todas las materias escolares, y a esto lo llama «perspectiva de género».

Pero si fuera en realidad «perspectiva» (como el Estado dice) sería solo «un punto de vista más» (como lo expresa el diccionario), pero al hacerlo obligatorio (y no opcional para maestros o padres) se transforma en una «perspectiva de imposición», o sea en una «ideología» al fin.

¿Acaso un maestro/director/escuela se puede negar a dar los contenidos transversales de la ESI?

¿Se pueden negar los padres? ¿Sacaremos a nuestros hijos de los establecimientos escolares cuando esto suceda cuando vengan un «promotor» de perspectiva de género? (Que ya se están preparando para visitar escuelas).

Si los funcionarios dicen tranquilamente «sí», nosotros diremos: ¡Objeción de conciencia!

Sé que tanto a los funcionaros que apoyan esto como a la comunidad LGBTI les molesta cuando decimos que lo suyo es «ideología de género», pero es lo que es en la práctica, por más que se escuden en la retórica de «perspectiva». Y la prueba está es que no es opcional.

Las ideas son libres, pero las «ideologías» funcionan por imposición, esto es lo que se pretende con la ESI: una adoctrinamiento de los niños argentinos en las fantasías sexuales de la comunidad LGBTI enarbolado en un marco de «causas justas» (como evitar la violencia a la mujer o el abuso de menores etc.).

Los padres cristianos vamos a poner a prueba esta supuesta «perspectiva de género» dando también nuestra perspectiva y, si no es considerada (por imposición ideológica del Gobierno), de ninguna manera vamos a entregar a nuestros hijos a enseñanzas que contradicen nuestra fe en la Biblia, desmiente a Dios nuestro Creador y, lo que es más, desacredita las palabra de Cristo (por eso somos «cristianos»).  

Mateo 19:4 Y él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo.  (Jesús)

Denunciaremos esto como una persecución ideológica a nuestra fe y valores cristianos, y como un ataque a nuestros derechos constitucionales. Legisladores: ¡No creemos en vuestra retórica! La «perspectiva de género» es «ideología de género». Tenemos el derecho democrático a disentir.

 

Haz clic para acceder a 201250.pdf

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: