¿Qué está mal con Black Lives Matter?

Black Lives Matter

Black Lives Matter

Últimamente, ya es una técnica muy explotada  el de considerarse «víctimas de algo» para justificar el vandalismo y la imposición de propaganda ideológica a la fuerza.

Así como el movimiento feminista ataca los edificios de las iglesias por causa de Dios y «el patriarcado», o el movimiento de ideología de género ataca a la Biblia como «homofóbica», ahora, el movimiento Black Lives Matter  ataca todo lo que tenga que ver con Jesucristo. ¿Cuál es el argumento de BLM? Toda representación de Jesús, desde murales hasta estatuas, deben ser destruidas, ya que, según los referentes de este movimiento, promueven la «supremacía blanca».

Desde el punto de vista evangélico no nos afectaría, ya que no tenemos imágenes de Jesús, pero ya se las ingeniarán para atacar de otra forma a las iglesias evangélicas. Por ejemplo ya se ha hablado de ataques a iglesias que no quisieron exhibir la bandera de BLM.

Este mundo es un polvorín de gente queriendo romper cosas, solo necesitan una excusa ideológica que los detone para hacer lo que ellos quieren.

¿Qué tiene la Biblia para decir del racismo?

El primer lugar, nos dice que Dios considera igual ante sus ojos a todas las personas sin hacer «acepciones» (Romanos 2:11). También que no hace distinción de ascendencias (Gálatas 3:28). Por extensión, el color de la piel nunca fue un problema para el cristianismo bíblico. Delante de los ojos de Dios no hay «vidas blancas» y «vidas negras», son todas vidas que, en última instancia, son pecadores que necesitan de Jesucristo como Salvador. El verdadero cristiano no es racista.

¿Jesús era blanco o moreno?

Es irrelevante este planteo. Él es el Hijo de Dios que murió en la cruz, resucitó y ascendió a los cielos. En este estado glorificado, Jesús se puede mostrar al apóstol Juan de manera resplandeciente como el sol (Apocalipsis 1:14 y 15). De hecho, se instó a sus discípulos a no recordarlo más en su apariencia física en la tierra, sino a contemplarlo por la fe: «Y aun si a Cristo conocimos según la carne, ahora ya no lo conocemos así.» (2 Corintios 5:16).

¿Qué está mal con Black Lives Matter?

BLM, al igual que otros movimientos actuales, defiende una causa justa por medios injustos. Utiliza la técnica de la victimización para imponer sus ideas que van mas allá del racismo en sí. Aunque lo desmientan, el movimiento se torna intolerante y vandálico en términos generales. Todo lo que ellos consideren que es un ataque a sus principios lo destruirán. A raíz de la muerte de George Floyd en manos de un policía, hacen que toda la policía en muchas partes del mundo sea objeto de ataques y de desconocimiento como autoridad institucional.

Black Lives Matter aporta una faceta más a este caótico y violento mundo que se dirige precipitadamente hacia el juicio de Dios.

«…Hasta que venga el Señor, quien también alumbrará lo oculto de las tinieblas y manifestará las intenciones de los corazones«. (1 Corintios 4:5)

 

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: